Dominación y Sumisión consciente

En esta colaboración vengo a hablarte de Las relaciones de Dominación y Sumisión (D/s) en el BDSM consciente.

Soy consciente de que mucha gente piensa que son relaciones que llevan a cabo personas con problemas emocionales o mentales de algún tipo, que son situaciones marginales que en una sociedad sana no existirían, pero nada más lejos de la realidad. Son relaciones que están a la orden del día, las lleva a cabo todo tipo de gente y si se hace bien puede aportar muchísimo a las personas que las practican.

En estas dinámicas, una persona asume el rol dominante (Dominante o Dom) mientras que la otra persona asume el rol sumiso (Sumiso/a o Sub). Estas relaciones pueden ser tanto físicas como emocionales, y suelen estar basadas en acuerdos consensuados y negociados entre las partes involucradas.

Como ya sabes el consentimiento es esencial en todas las interacciones de BDSM consciente, incluyendo las relaciones de D/s. Antes de participar en cualquier actividad, los participantes deben negociar los límites, las preferencias y los deseos de cada uno. Esto asegura que todas las partes involucradas estén cómodas y seguras dentro de la relación.

En una relación D/s, el Dominante asume el control y la responsabilidad sobre el Sumiso, quien consiente en ceder dicho control. Los roles pueden variar en intensidad y en la extensión del control ejercido por el Dominante sobre el Sumiso, y pueden incluir aspectos físicos, emocionales y/o sexuales.

La confianza y la comunicación abierta son fundaMentales en las relaciones D/s. El Sumiso confía en el Dominante para que respete sus límites y necesidades, mientras que el Dominante confía en el Sumiso para comunicar sus límites y deseos de manera clara y honesta.

Para algunas personas, la sumisión puede ser una forma de explorar aspectos de su sexualidad, emociones y personalidad que de otra manera no podrían explorar. Puede ofrecer un espacio seguro para experimentar sensaciones de entrega, rendición y vulnerabilidad.

Aunque pueda parecer contradictorio, muchas personas encuentran empoderamiento en la sumisión dentro de una relación D/s. La capacidad de confiar en alguien lo suficiente como para ceder el control puede ser una experiencia liberadora y fortalecedora.

Es importante destacar que las relaciones D/s deben basarse en una ética sólida y en el respeto mutuo. El Dominante tiene la responsabilidad de cuidar y proteger al Sumiso en todo momento, mientras que el Sumiso tiene la responsabilidad de comunicar sus límites y necesidades de manera clara y directa.

Las relaciones de Dominación y Sumisión en el BDSM consciente pueden ofrecer a las personas una forma segura y consensuada de explorar dinámicas de poder, control y sumisión en un contexto de confianza, respeto y comunicación abierta.

Un abrazo Clandestino.

Laia

Deja un comentario