El Orgasmo Masculino

¡Hola persona!

Hoy vengo a hablarte de orgasmos. Concretamente de los orgasmos que tienen los hombres.

A menudo cuando hablamos de orgasmos en las personas que tienen pene éstos se confunden con la eyaculación. Y aunque generalmente ocurren al mismo tiempo, son eventos distintos que pueden ocurrir por separado.

Toda persona que alguna vez haya interactuado sexualmente con un hombre es conocedora de que cuando ocurre la eyaculación se acabó el show, o por lo menos tocará esperar un ratito si lo que se desea es una erección.

Por supuesto es tarea del hombre conocerse a sí mismo para tener cierto control de la eyaculación, pero respetar los tempos de cada uno es asunto de los dos (o tres, o los que sean).

A los hombres, en general, nos cuesta comunicarnos para hacer saber a nuestra pareja nuestros deseos. Apenas hemos recibido instrucciones al respecto, y las que hemos recibido son basura, como que lo importante es tener “aguante” golpeándo incesantemente con nuestro pene a otra persona como un cajón que no cierra, o que todo coito debe terminar invariablemente eyaculando en la cara de otra persona.

En ese sentido las mujeres nos llevan muchísima ventaja. Los hombres en general necesitamos estar en mucha confianza para entrar en detalles, sobretodo los que implican a una tercera persona. Se podría deducir que lo hacemos para preservar la intimidad de nuestra pareja, y así es en parte, pero la reticencia a exponer nuestra vulnerabilidad juega un papel muy importante también.

Como sabes, cada persona es un mundo, y así como hay mujeres multiorgásmicas y mujeres que nunca han experimentado la “pequeña muerte”, entre los hombres hay también una variedad infinita en cuanto al conocimiento del propio placer. Así pues, aunque no hay una fórmula mágica para ello, te aseguro que si todos los hombres buscaran el orgasmo en lugar de la eyaculación su vida sexual (y por lo tanto la de sus parejas) mejoraría substancialmente.

Claro, claro, pero…¿Cómo se hace eso?

Como comprenderás no es algo que se consiga de un día para otro (si fuera así no estaría yo hablando de ello ahora). Es un proceso de autoconocimiento que requiere cierto entrenamiento, sobre todo para tener la capacidad de percibir el orgasmo, ya que la liberación fugaz pero muy intensa que produce la eyaculación a menudo eclipsa el orgasmo en sí.

Para ello en el siguiente enlace te doy dos ideas para poner en práctica de manera simple (y placentera):

Deseo que te sea tan útil como placentero.

Que el orgasmo te acompañe.

Aizen M.

1 comentario en «El Orgasmo Masculino»

Deja un comentario