Entrega y Redención.

Espero que te encuentres bien y disfrutando de esta Semana Santa. Hoy quiero llevar mi reflexión sobre esta celebración a un lugar inusual pero fascinante: el mundo del BDSM.

Sé que puede sonar sorprendente o incluso un poco fuera de lugar al principio, pero permíteme explicar. La Pasión de Cristo es un momento de profunda reflexión y, para muchos, representa la idea de sacrificio, entrega y redención. Estos mismos conceptos son centrales en el BDSM, una práctica consensuada que explora la dinámica de poder, sumisión y confianza.

Creo que es interesante explorar cómo diferentes prácticas y tradiciones pueden compartir temas y simbolismos comunes.

Es muy interesante observar como los símbolos del cristianismo se han usado durante siglos en lo que hoy conocemos como BDSM. Estoy segura de que cuando alguien vio por primera vez a una persona atada a una cruz lo primero que se le vino a la cabeza fue poner en práctica juegos de lo más Clandestinos (Un claro ejemplo es la cruz de San Andrés, símbolo universal del BDSM). La peculiar relación que tienen ambos mundos es más evidente cuanto más se indaga en ella, puesto que el aura de misterio y secretismo en el que se instauró la iglesia católica durante buena parte de la historia moderna en occidente da para encender la imaginación hasta el infinito.

Desde atar a alguien a una cruz, a las velas o las sotanas, pasando por grandes y oscuros edificios donde existen cosas como el pecado o la redención…

No se tu pero yo lo veo todo muy Clandestino…

Aunque también es verdad que yo lo veo todo ClandestinaMente, claro…

Al final lo importante es que cada una encuentre significado en estas celebraciones de acuerdo con sus propias creencias y experiencias. Ya sea a través de la devoción religiosa, la reflexión personal o incluso la exploración de ideas más inusuales, como la que te estoy presentando hoy.

Te animo a que reflexiones sobre cómo estos temas pueden resonar en tu vida y experiencia, y a que continúes explorando la riqueza y la diversidad de significados que tanto las religiones como las prácticas BDSM tienen para ofrecerte.

Un abrazo Clandestino.

Laia.