<<Volver a Herramientas

Dejarse llevar.

Para abrirnos al placer hay que relajarnos en las sensaciones placenteras. Una de las claves es, una vez que te abres a las sensaciones placenteras y a medida que el placer aumenta y se intensifica, no te resistas, ríndete a tu celebración corporal. Alcanzar el orgasmo no tiene que ver con “Ascender sin parar” es más como un deslizarse, es como una especie de caída hacia atrás en las que permites que las oleadas orgásmicas recorran todo tu cuerpo. Así que aquí te doy algunos tips que te pueden servir:

  • A muchas mujeres lo que les bloquea abrirse al placer es el diálogo interno que no pueden acallar la mayor parte del tiempo. Así que en lugar de tratar de no usar palabras, usa las palabras justas y dite “Me entrego” o “Me rindo”. Aunque tengas que usar palabras si esto te sirve, úsalo. Emplea cualquier herramienta que sea eficaz para rendirte al placer.
  • Otra herramienta que puedes poner a tu servicio es utilizar la respiración Ventral. Que consiste en inspirar y llevar el aire al abdomen (inflar el abdomen) y cuando expiras dejas salir el aire desinflando el estomago. También puedes dirigir una sonrisa interna a tus genitales para centrar la atención antes de respirar.
  • Otra opción es enfocarte en el rostro de tu amante o en alguna parte de su rostro que te agrade, pueden ser sus ojos, su boca, etc…
  • Otra manera fácil y eficaz es cerrar los ojos para centrarte en tus propias sensaciones ya que es la vista la que muchas veces nos distrae de las sensaciones corporales especialmente si nuestra tendencia es a estar hacia afuera.
  • Date un tiempo suficiente. Es común sentirnos presionadas por el tiempo, especialmente en relaciones de pareja, donde dependemos del horario de nuestra pareja. Sin embargo, apresurarse para alcanzar el orgasmo puede tener el efecto contrario y alejar aún más la conexión. Por ello es esencial concedernos tiempo para comprender nuestras necesidades y comunicarlas a nuestra pareja, así que si ya sabes cuales son tus necesidades de tiempo, te animo a que le pidas a tu pareja que te dé todo el tiempo que necesitas para llegar al orgasmo o para explorar todas las facetas de tu placer. Si te cuesta rendirte a tu pareja trata de tener un orgasmo con el auto-cultivo, para muchas mujeres puede ser más fácil así sobre todo al principio mientras están desarrollando su capacidad orgásmica.
  • Soltar las prisas. La energía Yin es esencial, la lentitud, la profundidad y la calma nos permiten reconocer mucho más las sensaciones internas que cuando nos tocamos con rapidez y de forma superficial. Te invito a abrirte a estos nutritivos y sabios aspectos de la energía femenina y abrirte a tu placer.