<<Volver a Herramientas

La Ceremonia del Té Chai

Tómate un momento para asegurarte de que la mesa de tu cocina esté limpia y acogedora y enciende una vela de tu agrado. Tal vez desees poner una música que te guste y que te resulte relajante. Toma tu taza favorita (ya sabes cuál es) y prepárate una taza de Chai con especias mientras te concentras en las propiedades mágicas que deseas activar.

  • El té negro potencia suavemente el Valor y la Fuerza.
  • La Canela eleva las vibraciones y favorece la curación.
  • El Clavo es reconfortante y aleja la negatividad.
  • El jengibre sana y contribuye al éxito de cualquier hechizo.
  • El cardamomo es para el amor y cuando se utiliza para el amor propio se siente como un tierno abrazo.

Si quieres una versión descafeinada la puedes hacer con Achicoria tostada, la cual hace que el momento sea mas lento y elimina los obstáculos que dificultan tu curación.

Puedes incluir:

  • Miel para la curación
  • Panela para endulzar tus días
  • Estevia para el amor propio
  • Leche de almendras o de coco para nutrir la energía.

Pon los ingredientes que has escogido en una olla con agua o con la leche que hayas elegido a fuego medio (el té o la Achicoria lo agregamos al final). Antes que llegue a hervir baja el fuego al mínimo y agrega el té o la achicoria, deja en el fuego mientras lo remueves en el sentido contrario a las agujas del reloj y pronuncias las siguientes palabras:

Libera, libera, libera

Mientras lo remueves, imagina que todo lo pesado que has estado arrastrando se aligera, se levanta de tu aura y se arremolina hacia arriba junto con el vapor. Al disiparse, las poderosas especias de tu té ajustarán cualquier energía persistente y podrás sentir cómo te vuelves más ligera. Espera que el té deje de formar remolinos.

Apaga el fuego y sírvelo en una taza pasándolo por un colador. Ahora empieza a remover en el sentido de las agujas del reloj y di las siguientes palabras:

Renueva, renueva, renueva.

Al hacerlo siente como la energía del té empieza a irradiar y a llenar tu espacio.

Sujeta la taza con ambas manos y siente como el suave calor se funde con tu espíritu. Deja que el aroma de las especias llene tu mente mientras sorbes el té, renovando el amor propio y sanando.

Antes de ir a dormir:

Date una ducha templada.

Prepara tu habitación. Enciende una vela, y pon una toalla encima de la cama para al salir de la ducha para darte un masaje con aceite de sésamo en todo tu cuerpo. Te recomiendo que lo pongas en una temperatura cálida antes de aplicártelo.

Date el masaje incluyendo todas las partes de tu cuerpo (tus pechos, genitales y ano)

Antes de comenzar pon una mano en tu corazón y otra en tu útero y di en voz alta:

Mi verdadera necesidad es conocerme, como mi alma me conoce.

Repítelo 3 veces. Siente como tus manos se deslizan por cada rincón de tu cuerpo guiadas por tu alma, siente como vas reconociendo cada rincón de ti, como si fuera la primera vez.

Deja un comentario