<<Volver a Herramientas

La cita con tu Amante interno

Ésta practica está inspirada en el libro “El camino del artista”, de Julia Cameron que yo he aplicado en mi camino erótico, tanto a nivel individual como en pareja.

Y te adelanto que puede parecerte más una diversión que una herramienta.

¿En qué consiste?

Es dedicar una parte de tu tiempo solo para ti y tu cuerpo. Te recomiendo un mínimo de 30 minutos pero no necesitas estar pendiente del reloj ya que se trata de un tiempo reservado y enfocado solo para ti y para alimentar a tu amante interior. Una idea es poner una lista de música que dure el tiempo necesario en lugar de una alarma en el móvil.

Es una cita, un juego que planeas y defiendes ante cualquier interferencia.

No irá nadie a tu cita con tu amante interno, salvo tu y las herramientas necesarias para nutrir a tu amante interno.

  • Te puedes preguntar:

¿Qué necesita mi cuerpo en este preciso momento?

¿Qué tipo de caricias me gustaria recibir?

¿Qué aromas me gustaria oler?

¿Qué partes de mi cuerpo se sienten plenamente disponibles para ser exploradas?

  • Y una vez tengas claro que tipo de cita quieres tener contigo misma, cuando llegue el momento te invito a poner el reloj o la música.
  • Puedes comenzar con tres respiraciones profundas, y apoyarte de la respiración en toda la sesión.
  • Una vez transcurridos los 30 minutos o el tiempo que te haya tomado, date 3 minutos enteros para ti, sin hacer nada más que integrar la experiencia.
  • Utiliza todas las herramientas que te puedan servir para dar placer a tu amante interna. Puede sumar visualizar el tipo de musica que pueda acompañar la ocasión y las herramientas que te puedan servir como un incienso, una vela, etc.

Si consideras esto una estupidez o que nunca tendrás tiempo para hacerlo, considera esta reacción como una pura resistencia. No puedes permitirte no encontrar tiempo para tu cita con tu amante interno.

Los psicólogos hacen con frecuencia esta pregunta a las parejas en crisis:

-¿Tenéis tiempo para vosotros?

-¿Tiempo para nosotros? – suelen responder – Pasamos mucho tiempo juntos.

-Si, ¿pero es tiempo de calidad? ¿alguna vez os divertís juntos? – insiste el psicólogo.

-¿Divertirnos? – preguntan (aunque para sus adentros se dicen:como si alguien pudiera divertirse en una relación tan podrida como esta)

-¿Seguís teniendo citas entre vosotros, para hablar, para escucharos?

-¿Citas? Pero si estamos casados, liadísimos, y no tenemos pasta para eso ni…

-¡Lo que tenéis es miedo! – Irrumpe el psicólogo – Al pan pan y al vino vino.

Por que realmente aterra pasar tiempo a solas con un niño o con un amante. Nuestro amante interior puede ser visto como cualquiera de las dos cosas, y una cita semanal con el, resulta muy amenazadora… Tanto como productiva.

Los amantes solemos ser creativos a la hora de dar placer, quizás si tu amante ha estado mucho tiempo dormido, al principio estará tímido, pero verás que con la practica en cada cita ira despertando y llevándote a lugares maravillosos.

Tips a tener en cuenta:

  • Intenta no ir directamente a tus genitales. (los puedes incluir, pero intenta explorar otras partes de tu cuerpo que no sueles explorar habitualmente)
  • Regálate tiempo suficiente (mínimo 30 minutos)
  • Juega con el ritmo y velocidad (por ejemplo; si sueles tener una velocidad más rápida, explora la velocidad de caracol)
  • Presión del tacto (energético, como pluma, más apasionado, etc) .
  • Respiración (más alargadas, profundas, circulares, etc).
  • Presencia (conciencia en lo que estas haciendo, siente tu cuerpo, tu respiración, los aromas, el tacto)
  • Movimiento (juega con el movimiento de tus caderas, tus manos, tu pecho, tus piernas, cabeza)
  • Voz y sonidos (relaja tu mandíbula y permítete sacar la voz con los gemidos que puedan surgir

Si quieres compartirme tus citas con tu amante interno, estaré encantada de leerte.

Deja un comentario